GRUPOS de JESÚS, Salta 1

PRIMERA REUNIÓN: TEMA 1. A: Mateo 14, 24-33: Ánimo! Soy YO no teman 

EVANGELIO y PROFUNDIZACIÓN del texto

Sugerimos elegir un moderador por reunión para ir prestándonos los liderazgos, la función es sólo moderar las intervenciones. No se trata de que alguien sepa más o hable más, solo de ayudarnos a mirar juntos a JESÚS y de cuidar que todos intervengan y que nadie monopolice el diálogo y multiplique innecesariamente sus intervenciones hablando a cada rato. Es necesario ir descubriendo los tiempos de cada uno. Nos ayudará a gestar una buena amistad seguramente.

Mateo 14,24-33: Ánimo! Soy YO no teman

(Leer en voz alta, pausado, entendiendo, saboreando, decantando)

La barca, que estaba ya muy lejos de la orilla, era sacudida por las olas, porque el viento era contrario. Al final ya de la noche, Jesús se acercó a ellos caminando sobre el lago. Los discípulos, al verlo caminar sobre el lago, se asustaron y decían:
—Es un fantasma.
Y se pusieron a gritar de miedo. Pero Jesús les dijo enseguida:
—¡Ánimo! Soy yo, no temáis.
Pedro le respondió:
—Señor, si eres tú, mándame ir hacia ti andando sobre las aguas.
Jesús le dijo:
—Ven.
Pedro saltó de la barca y, andando sobre las aguas, iba hacia Jesús. Pero, al ver la violencia del viento, se asustó y, como empezaba a hundirse, gritó:
—¡Señor, sálvame!
Jesús le tendió la mano, lo agarró y le dijo:
—¡Hombre de poca fe! ¿Por qué has dudado?
Subieron a la barca, y el viento se calmó. Y los que estaban en ella se postraron ante Jesús, diciendo:
—Verdaderamente eres Hijo de Dios.

(dejar silencio, para que cada uno pueda releer para sí mismo)

 

ACERCAMIENTO AL TEXTO EVANGÉLICO LEÍDO

(leer las preguntas en voz alta, pausadamente para que se entienda y decante en la conciencia y en el corazón la pregunta; leer cada pregunta y hacer unos segundos de silencio- cada grupo tendrá sus ritmos- esperar a que cada uno entienda la pregunta la pueda verificar en el texto, la vaya pensando o hacer una pregunta clarificando. Si es necesario dejar un tiempo de silencio para que cada uno pueda releerla para sí mismo y pensarlas. Se puede contestar o no, cada uno con libertad.)

 

Situación de la barca de los discípulos. El evangelista la describe con tres rasgos. ¿Los podemos señalar? ¿Te recuerda esa «barca de los discípulos» a la Iglesia actual? ¿Por qué?

La crisis de los discípulos. ¿Por qué se turban exactamente? ¿Te impresiona su grito: «Es un fantasma»? ¿Hemos pensado alguna vez que todo esto de la fe podría ser un engaño? ¿Conocemos a personas que sienten algo parecido?

Las palabras de Jesús. Les dice tres cosas. ¿Las podemos comentar? ¿Has experimentado alguna vez a Jesús infundiéndote ánimo y liberándote del miedo y la angustia?

La fe de Pedro. ¿Qué piensas de su oración? ¿Se puede hablar a Jesús sin saber si te está escuchando realmente alguien? ¿Has rezado así alguna vez? Contemplamos a Pedro entre las olas: ¿siento que la fe es muchas veces caminar «sobre las aguas» apoyándome solo en la palabra de Jesús?

La crisis de Pedro. ¿Por qué comienza a hundirse? ¿Qué hace antes de hundirse del todo? ¿Qué piensas de su grito? ¿Entendemos a Pedro?

La reacción de Jesús. ¿Cómo reacciona? ¿Qué es lo que más nos conmueve? ¿Es Jesús para mí una mano tendida que me agarra en los momentos de crisis? ¿Podemos explicar nuestra experiencia?

                                                  

Deja un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicada.