Grupos de Jesús, Salta 3

TERCERA REUNIÓN: Tema 2, A: Mateo 10,46-52:  ¡Ánimo!, El te llama

(Leer en voz alta, pausado, entendiendo, saboreando, decantando)

Llegaron a Jericó. Más tarde, cuando Jesús salía de allí acompañado por sus discípulos y por bastante gente, el hijo de Timeo, Bartimeo, un mendigo ciego, estaba sentado junto al camino. Cuando se enteró de que era Jesús el Nazareno quien pasaba, se puso a gritar:
—¡Hijo de David, Jesús, ten compasión de mí!
Muchos lo reprendían para que callara. Pero él gritaba todavía más fuerte:
—¡Hijo de David, ten compasión de mí!
Jesús se detuvo y dijo:
—Llamadlo.
Llamaron entonces al ciego, diciéndole:
—Ánimo, levántate, que te llama.
Él, arrojando su manto, dio un salto y se acercó a Jesús. Jesús, dirigiéndose a él, le dijo:
—¿Qué quieres que haga por ti?
El ciego le contestó:
—Maestro, que vea.
Jesús le dijo:
—Vete, tu fe te ha salvado.
Y al momento recobró la vista y le seguía por el camino.

 (dejar silencio, para que cada uno pueda releer para sí mismo)

ACERCAMIENTO AL TEXTO EVANGÉLICO LEÍDO

 

(leer las preguntas en voz alta, pausadamente para que se entienda y decante en la conciencia y en el corazón la pregunta; leer cada pregunta y hacer unos segundos de silencio- cada grupo tendrá sus ritmos- esperar a que cada uno entienda la pregunta la pueda verificar en el texto, la vaya pensando o hacer una pregunta clarificando. Si es necesario dejar un tiempo de silencio para que cada uno pueda releerla para sí mismo y pensarlas. Se puede contestar o no, cada uno con libertad.)

Situación de Bartimeo. Los discípulos y la gente se mueven acompañando a Jesús. Solo Bartimeo permanece inmóvil y al margen. ¿Con qué rasgos lo describe Marcos? ¿Qué nos dice la figura de este mendigo ciego, sentado junto al camino?

Actuación del ciego. Observa cómo reacciona ante la cercanía de Jesús. ¿Cómo se puede «enterar» un ciego de que Jesús pasa junto a él? Según el relato, el ciego se puso a «gritar»: ¿es lo mismo rezar que gritar? ¿Qué sientes ante el grito del ciego? ¿Has sentido alguna vez la necesidad de gritar algo parecido?

Reacción de Jesús. ¿Por qué se detiene? ¿Qué es lo importante para él? Los que antes querían marginar al ciego ahora le llevan la Buena Noticia de Jesús, ¿qué es lo que le dicen? ¿No necesitamos escuchar algo de eso?

Respuesta del ciego. Marcos describe los pasos que da el ciego para encontrarse con Jesús. ¿Los podemos señalar? ¿Qué podemos destacar en su actuación? ¿Su fe para acoger lo que le anuncian de parte de Jesús? ¿Su prontitud para liberarse de lo que le estorba? ¿La valentía de su «salto», a pesar de moverse todavía en la oscuridad? ¿Su necesidad de entrar en contacto con Jesús? ¿Necesitaremos hacer algo de esto para encontrarnos con Jesús?

«¿Qué quieres que haga por ti?». Jesús solo piensa en el bien del ciego. Cuando te relacionas con Jesús, ¿es eso lo primero que escuchas de él? ¿Qué imagen tienes de Cristo? ¿La de alguien que solo piensa en exigirnos? ¿Alguien que busca ayudarnos a vivir de forma más sana y plena?

«Maestro, que vea». El ciego sabe lo que necesita. ¿Ya lo sabes tú? ¿Es importante lo que pide? ¿Por qué?

La curación. ¿Qué nos parece lo más importante en este relato? ¿La curación que ocurrió hace dos mil años en las afueras de Jericó? ¿La transformación de Bartimeo en seguidor de Jesús? ¿La transformación que Jesús puede operar en nosotros?

 


Deja un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicada.