W. Kasper, el Papa Francisco, edit. Sal Terrae

Calificado como «papa de las sorpresas», Francisco «no encaja en ningún modelo de política eclesial, ya sea liberal o conservador. Representa un nuevo comienzo en la larga historia de los papas y, justamente en cuanto tal, es para muchas personas una esperanza y un regalo del cielo». Francisco une la continuidad con la gran tradición de la Iglesia, por un lado, y la renovación y las sorpresas siempre nuevas, por otro. Entre estas se cuenta el programa de una Iglesia pobre para los pobres, que a algunos les incomoda hasta el punto de alzar la voz contra él. Pero no es un programa liberal, sino un programa radical. Radical, porque brota de la raíz y representa una revolución de la ternura y el amor.Desde este trasfondo, Walter Kasper se aproxima a un pontífice que encontró, a los pocos días y semanas de ser elegido, un elevado grado de aceptación en la inmensa mayoría del pueblo de Dios y mucho más allá de él. Consciente, sin embargo, de que no faltan voces críticas, Kasper ilumina las raíces teológicas y las perspectivas pastorales de este pontificado, poniendo de manifiesto las nuevas posibilidades que se abren en varios temas clave, entre otros: el Evangelio como origen, fundamento y fuente de la alegría; la misericordia; la eclesiología del pueblo de Dios; las perspectivas de renovación eclesial; la visión ecuménica…

https://www.casadellibro.com/libro-el-papa-francisco/9788429324310/2512577

  1. El papa de las sorpresas
  2. Continuidad y reforma: no las cenizas, sino el rescoldo
  3. Encuadramiento en la historia de la teología: raíces argentinas y europeas
  4. El Evangelio: origen, fundamento y fuente de la alegría
  5. Misericordia: palabra clave de este pontificado
  6. La eclesiología del pueblo de Dios, en concreto
  7. Perspectiva de renovación eclesial
  8. Visón ecuménica
  9. Nuevos acentos en el diálogo interreligioso
  10. Una Iglesia pobre para los pobres
  11. El reto de la pobreza en el mundo actual
  12. Europa, ¿dónde están tus ideales?

Mirada hacia adelante: la alegría y la esperanza del Evangelio

 

Deja un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicada.